6 tips de cuidados esenciales para tu piel durante el embarazo

Pregnant woman caressing her tummy

Durante la época gestacional, tu cuerpo experimenta muchísimos cambios. Llevar dentro una nueva vida y proporcionarle todos los nutrientes para que la misma se desarrolle en un maravilloso cuerpo complejo y perfecto como el tuyo, requiere de muchos recursos que salen de tu propio organismo. El embarazo es una época inolvidablemente hermosa, pero que exige un gran cuidado para la nueva vida que desarrolla en tu interior y para el cuerpo que la anida. 

Todos los órganos del cuerpo se ven afectados durante el embarazo: las vísceras cambian de lugar y posición para permitir que el bebé encuentre su espacio, el corazón bombea más sangre para alimentar la placenta, las hormonas se disparan o ralentizan según su función, la circulación sanguínea se hace más difícil según se comprimen ciertas venas, las reservas de grasa corporal aumentan para garantizar la producción de leche materna y la piel…. ay nuestra pobre piel…

Los cambios más visibles durante el embarazo los recibe, como no, la piel. Ese maravilloso y extenso órgano que nos protege del exterior y sus inclemencias. Cloasma, estrías, varices, acné…. son algunas de las afecciones que presentan la mayoría de las embarazadas. Sin embargo y afortunadamente, no todas las futuras madres presentan estas afecciones. Muchos factores determinan la predisposición a sufrirlas: sobrepeso antes del embarazo, enfermedades crónicas, tabaquismo, sedentarismo, hábitos de higiene, etc.

Sigue leyendo para conocer más a fondo lo que debes esperar de tu piel durante el embarazo y los cuidados básicos que debes prestarle para ayudarla a resistir esta maravillosa etapa.

Principales cambios que notarás en tu piel durante el embarazo

  • Sequedad: los cambios hormonales pueden hacer que tu piel se reseque más de lo normal. También como el cuerpo debe producir más sangre, los fluidos se consumen más rápidamente, por lo que, si no te hidratas de manera suficiente y correcta, la piel será la primera en notarlo.
  • Picores: al estirarse la piel, aparecen escamas y las fibras de colágeno que forman las capas cutáneas se agrietan. Ahí es donde aparecen las temidas estrías, de las que hablaremos más adelante. Un consejo importante: evita rascarte la piel cuando tengas picores.
  • Alergias: el organismo en general se encuentra más sensible durante el embarazo. Los jabones, perfumes y sustancias cosméticas que normalmente no te producían ninguna reacción, podrían resultar agresivas durante esta etapa gestacional. Es recomendable cambiar de marca cosmética en este período y utilizar solo productos con pH neutro y sin fragancias. Si son naturales o de origen orgánico, mucho mejor.
  • Extra sensibilidad: por la misma condición anterior, la piel se encuentra más propensa a reaccionar ante cualquier estímulo. Utiliza ropa interior de algodón, transpirable y siempre limpia.

Estos síntomas descritos anteriormente son alertas de lo que posiblemente podría estar por venir sobre tu piel. Por ello, no esperes a sentirlos para actuar. Es cierto que el componente genético juega un papel importante en las reacciones que pueda tener tu piel durante el embrazo, y esto es un factor incontrolable. Sin embargo, otros factores externos como el tabaquismo, el sedentarismo, malos hábitos de higiene y la alimentación incorrecta, sí que dependen de ti. 

pastedGraphic.png

Afecciones más comunes en la piel durante el embarazo

Aquí te explicamos las afecciones más comunes que puedes ver aparecer sobre tu piel durante el embarazo y te damos los consejos y tratamientos que debes seguir en esos meses, bien para evitarlas o para mantenerlas al mínimo, hasta que una vez que tu bebé haya nacido, puedas aplicar tratamientos específicos con mejores resultados.

1. ESTRÍAS

Conforman una de las lesiones de la piel más temidas durante la espera gestacional. Las estrías siempre han estado relacionadas con el embarazo. Sin embargo, la relación que existe viene dada más por el aumento rápido de peso que por cualquier otra cosa. Por ello, las estrías también suelen aparecer en personas que suben o bajan bruscamente de peso o durante las épocas de crecimiento, como la adolescencia.

Las estrías se producen por la ruptura de las fibras de colágeno y elastina que mantienen unidas las células cutáneas. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero son más propensas a aparecer en muslos, pechos, caderas, abdomen, brazos y glúteos. Pueden iniciarse con un picor incontrolable en la zona, seguido de la aparición de rayas violáceas o rosadas, lo que indicaría que la zona aún tiene riego sanguíneo. Un dato curioso es que en las estrías no existe la posibilidad de que crezcan vellos corporales. Las estrías evolucionan hasta volverse de un blanco nacarado, lo que indica que ya no existe riego sanguíneo y, por tanto, son más difíciles de hacerlas desaparecer.

pastedGraphic.png

Tips para mantener las estrías a raya:

  • Lava tu piel con un jabón suave, de pH neutro.
  • Utiliza cremas hidratantes especiales para esta etapa. Puedes encontrar infinidad de ellas en el mercado, pero las enriquecidas con vitamina E, vitamina D, elastina, manteca de cacao o karité, aceites de argán, almendra, y jojoba, son las más recomendadas. Aplica la crema sobre tu piel dos veces al día.

Pregnant woman applying cream to her belly

  • Cuida especialmente el aumento de peso durante el embarazo. No es tanto la cantidad como la brusquedad del cambio de peso lo que afecta. Intenta mantener una curva de aumento saludable, siempre controlada por tu médico. El aumento de peso normal y esperado en un embarazo promedio de una mujer sana y sin complicaciones o enfermedades crónicas, se espera que sea de entre 7 kg y 12 kg.
  • Hidrátate con calidad y en cantidad suficiente. El cuerpo debe producir más sangre para alimentar esa nueva vida que cada día es más grande. 2 litros de agua al día, a ser posible con bajo porcentajes de residuo sólido, además de zumos naturales, es lo recomendado por los expertos.

2. CLOASMA

Son las manchas oscuras, en forma de paño que aparecen con mayor frecuencia, en el rostro de las embarazadas. También se le suele llamar ”máscara del embarazo”. Las mejillas, nariz, frente y la zona sobre el labio superior, suelen ser las zonas más propensas a su aparición. Estas antiestéticas manchas se producen por el aumento de progesterona y estrógeno, dos hormonas importantísimas en esta etapa gestacional. El aumento de las mismas aumenta la cantidad de melanina, la sustancia que nos protege del sol y otorga el color a nuestra piel. Por ello, las mujeres de piel morena son más propensas a padecerlo. El exceso de melanina, al entrar en contacto con los rayos UV, produce el cloasma. Por ello una exposición solar con foto protección es indispensable para evitar estas antiestéticas manchas que, por fortuna, suelen desaparecer cuando los niveles hormonales vuelven a la normalidad después del parto y la lactancia.

Debido a su causa hormonal, el cloasma también es frecuente en personas que tienen ciertos tratamientos hormonales, como la píldora anticonceptiva y las personas que han desarrollado fotosensibilización (alergias solares). 

Vine Vera incluye entre sus reconocidos tratamientos la crema Resveratrol Moscato Sensitive Skin Cream, una combinación deliciosa de ingredientes que hidratan tu piel respetando su equilibrio, sin irritarla. Vine Vera es una marca que apuesta por la investigación responsable y sus productos son libres de parabenos, además de no ser testados en animales. Respetable con el medio ambiente y delicado con tu piel.

pastedGraphic.png

Si una vez superados el parto y la lactancia, el cloasma sigue presente en tu rostro, debes consultar con un especialista para que verifique tus niveles hormonales y te recomiende algún tratamiento específico con aparatología profesional para eliminarlo por completo. La web Cuídate+ nos ofrece un excelente artículo sobre los tipos de cloasma, sus causas y los tratamientos profesionales más adecuados según cada caso.

Tips para reducir al mínimo los riesgos de sufrir cloasma durante el embarazo:

  • Evita recibir el sol directamente sobre la piel del rostro. Da lo mismo si es verano o invierno. Utiliza un protector solar de factor +50 para pieles sensibles y a ser posible utiliza pantallas físicas como sombreros o gorros con visera.
  • Utiliza jabones neutros o lociones no abrasivas. No utilices tratamientos ni cremas anti manchas durante este período, es preferible esperar a pasar la lactancia materna, ya que éstos podrían contener ácidos e ingredientes que penetren la piel y la vuelvan más sensible y reactiva, o lo que es peor, puedan pasar al torrente sanguíneo y afectar al feto.
  • No te preocupes en exceso. Lo más probable es que las manchas de cloasma desaparezcan al terminar esta maravillosa etapa de tu vida.

3. MANCHAS OSCURAS EN INGLES Y AREOLAS

Probablemente notes las areolas de tus pechos, las ingles, las axilas y la vulva, mucho más oscuras a partir del 5to mes de embarazo. La causa de este oscurecimiento es la misma que explicamos anteriormente: el aumento de la producción de melanina. Que tu piel empiece a oscurecerse por parches puede resultar bastante frustrante, pero tal como lo indican los consejos para combatir el cloasma que explicamos anteriormente, debes evitar aplicar tratamientos anti manchas y simplemente dejar que tu cuerpo vuelva a la normalidad. Las manchas por hiperpigmentación ocurren en un 80% de las mujeres embarazadas, así que tómalo como algo normal y pasajero.

4. VARICES

El aumento de la producción de sangre durante el embarazo produce la dilatación de los tejidos vasculares. Si a esto le unimos el peso del útero presionando las venas y arterias que llevan y traen la sangre de las piernas, tendremos como consecuencia la aparición de las antiestéticas venas varicosas. Las varices son comunes en las piernas, pero también aparecen en pies, vulva y ano (hemorroides). 

pastedGraphic.png

Consejos para la prevención de las varices:

  • Realiza ejercicios con las piernas elevadas y al aire: rotación de tobillos y flexiones de rodillas.
  • Eleva las piernas con cojines grandes cuando descanses. Esto evitará la acumulación de sangre en las extremidades, facilitado el retorno venoso.
  • Cuando permanezcas acostada, procura que sea sobre el lado izquierdo, para que la sangre circule mejor y tu hígado no se esfuerce de más.
  • Evita cruzar las piernas al sentarte.
  • No permanezcas de pie o sentada durante mucho tiempo. Cambia de posición con frecuencia.
  • Evita la ropa ajustada que comprima las piernas, abdomen o cintura ni uses zapatos apretados. A partir del 5to mes, a los tacones muy altos debes mandarlos de vacaciones.
  • Termina tu ducha diaria con agua fría sobre las piernas de manera ascendente.
  • Controla el aumento de peso con una alimentación saludable y ejercicios frecuentes como caminar, nadar o practicar yoga y pilates especialmente programados para embarazadas.

Lamentablemente no es posible asegurar que durante el embarazo no aparezca al menos una vena varicosa o alguna araña vascular. Afortunadamente, la medicina estética se encuentra la vanguardia con tratamientos especiales, indoloros y no invasivos para tratar estas antiestéticas consecuencias después del embarazo. La aclamada revista Elle nos deja un artículo muy explicativo sobre las varices y los tratamientos más punteros para tratarlas.

5. CELULITIS Y ACUMULACIÓN LIQUIDOS

El aumento de peso y la acumulación de líquidos favorecen la aparición de la celulitis en esta época de tu vida. Los consejos para mantener el peso en una curva de aumento saludable son muy conocidos, pero aquí te los recordamos:

  • Bebe al menos 2 litros de agua diariamente más zumos naturales de frutas.
  • Cocina los alimentos a la plancha, en papillote o al horno.
  • Controla los hidratos de carbono y los alimentos precocinados, así como las grasas saturadas
  • Realiza una actividad física con regularidad.
  • Controla la sal en exceso y evita el alcohol y el tabaco, tal como se espera de una madre que lleva vida dentro de ella.

6. ACNÉ Y ROSÁCEA

Los brotes de acné son muy frecuentes durante el embarazo. Lo mismo la aparición de la rosácea. Todo se debe a los niveles inusuales de hormonas por la gestación. Generalmente la piel también vuelve a su estado natural tras el parto y la lactancia. Como consejo importante, queremos recordarte que algunos tratamientos para el acné contienen sustancias que podrían resultar perjudiciales para tu hijo, por lo que antes de aplicar cualquier tratamiento, te recomendamos que lo consultes con tu médico de control de embarazo. Mientras tanto, una higiene neutra, con hidratación y protección solar, y un maquillaje mineral, es lo más recomendado durante este período.

PRODUCTOS COSMÉTICOS PROHIBIDOS DURANTE EL EMBARAZO

  • Los tintes de cabello con amoníaco, así como los tratamientos de keratina capilar con formol, son muy peligrosos durante la gestación. Apuesta por tintes vegetales y productos sin estos ingredientes.
  • Las cremas anti envejecimiento también pueden ser una amenaza durante el embarazo, ya que la mayoría de ellas contienen retinol, una forma de vitamina A que podría causar malformaciones durante los primeros meses de gestación.
  • Los tratamientos profesionales que incluyan botox o ácido hialurónico también deben suspenderse, así como las cremas que los contengan.
  • La foto depilación está desaconsejada ya que podría producir foto sensibilidad.

¿Y después del embarazo?

Pasado el parto y la lactancia, tu cuerpo volverá lentamente a nivelar sus hormonas, el exceso de peso debe ir desapareciendo naturalmente y tus órganos internos volverán a recolocarse. Recuerda que durante 9 meses has llevado dentro una vida que ha tomado recursos de tu propio organismo para sustentarse y desarrollarse. Tu cuerpo es maravilloso y sabio. Ayúdalo con una alimentación saludable y con ejercicio frecuente. En Vine Vera hemos dedicado un post exclusivo con los 12 alimentos para obtener una piel verdaderamente radiante. Visita un especialista para que verifique tu situación hormonal y pueda orientarte a perder peso saludablemente. Los especialistas en medicina estética podrán aconsejarte en las últimas tendencias en aparatología y cosmetología para poder lucir una piel radiante y hermosa tras el embarazo.