7 Tips para cuidar tu piel mientras bajas de peso

Bajar de peso antes de la llegada del verano es un deseo bastante común, pero ¿alguna vez has pensado cómo sufre tu piel y qué debes hacer para cuidarla mientras te libras de esos kilos de más?

Bajarle los números a la báscula se encuentra siempre entre los objetivos de muchas personas cada año. Con el cambio de estación, pasado el invierno, las comidas se vuelven menos copiosas, nos vestimos con menos ropa, o ropa más ligera, lo que hace que la piel vaya asomándose poco a poco según mejoran los días. Cuidar tu piel es esencial cuando inicias un régimen o un plan de ejercicios para bajar de peso.

Si solo el hecho de cambiar la alimentación con los cambios estacionales ya supone un cambio importante en el organismo, imagínate entonces si lo haces según las instrucciones de un régimen alimenticio estricto.

La resequedad cutánea, la aparición de estrías, las arrugas y la flaccidez, son algunos de los problemas más comunes en la piel que presentan las personas que deciden iniciar un régimen o plan para bajar de peso.

Aquí te dejamos los 7 mejores consejos para cuidar de tu piel mientras te preparas para entrar en el nuevo bikini.

TIP #1. Humectación, hidratación y nutrición en profundidad

Humectar, hidratar y nutrir la piel son 3 acciones indispensables para llevar a cabo antes, durante y después de bajar de peso.

Aunque puedan sonarte mucho a propaganda cosmética, las tres acciones son distintas a la hora de su función sobre la superficie cutánea.

Sigue leyendo para conocer la diferencia y por qué cada una es tan importante cuando decides tomar acciones para verte más delgada.

Cremas humectantes: poseen sustancias activas que actúan como barrera, formando una suave y delicada película sobre la piel. Esta barrera evita que el agua que contienen los tejidos celulares se evapore con facilidad. Igualmente, este tipo de cremas favorecen la captación de agua del medio ambiente y la revierten en la superficie de la piel. Las cremas humectantes restauran el manto ácido que protege la superficie cutánea de factores ambientales externos, por esta razón algunos humectantes de origen natural están muy indicados en el tratamiento de pieles sensibles. El tono y la textura también se ven beneficiados con el uso de los humectantes. Entre las sustancias activas naturales más comunes que encontrarás en las cremas con función humectante están: glicerina, alantoína, pantenol y urea. También existen humectantes provenientes de siliconas, petrolatos y aceites minerales. Si bien estos son los menos recomendados, es verdad que en algunas ocasiones donde la piel presenta una resequedad profunda y no está asociada a problemas de hipersensibilidad, funcionan bastante bien. El mejor ejemplo de este tipo de humectantes sintéticos es la vaselina.

Cremas Hidratantes: estas mezclas están compuestas por ingredientes que aportan cantidad extraordinaria de agua a la piel, ya sea porque los mismos la contienen o porque sus partículas son capaces de capturar el agua del medio y reservarla para la función celular. No están indicadas para corregir o mejorar el aspecto que deja la aparición de las arrugas, pero si previenen la formación de las mismas ya que suelen ser un buen aliado para combatir los radicales libres. Las cremas hidratantes aportan el agua perdida por el efecto metabólico normal y por el uso de cosméticos agresivos (jabones, lociones limpiadoras, etc.). En el rostro, los expertos recomiendan utilizarla por las mañanas. Para las hidratantes corporales, lo ideal es aplicarlas después de la ducha.

¿Cuáles son los ingredientes ideales en una crema hidratante?

  • Colágeno: esta proteína es responsable de la unificación de las redes que conforman todos los tejidos celulares. Además, el colágeno tiene un efecto acaparador del agua que le rodea, lo que le convierte en una fuente que suministra y retiene el agua para restablecer el nivel de hidratación natural en la piel.
  • Ácido láctico: esta sustancia, además de proporcionar hidratación, estimula la producción natural de colágeno, atenúa imperfecciones y estimula la renovación celular. El ácido láctico es un AHA (o Alfa-Hidroxi-Ácido), es decir se extrae de elementos naturales y no se considera tóxico. Si quieres saber más sobre los AHA y otros ácidos con fines cosméticos, te invitamos a leer el post especial sobre ácidos cosméticos que escribimos en Vine Vera.
  • Ácido hialurónico: ideal para las pieles maduras. Esta macromolécula captura y retiene el agua, lo que favorece el aumento del volumen celular. Por esta razón suele utilizarse en presentaciones de uso profesional para rellenos faciales.

Cremas Nutritivas: estas cremas contienen ingredientes específicos para “alimentar” las células de la piel según necesidades específicas. Este tipo de cremas aportan por lo general “grasas” o “lípidos” que la piel va perdiendo con el paso de los años. Por esta razón las cremas nutritivas no están recomendadas para pieles menores de 40 años, ya que el aporte extraordinario de grasas podría provocar reacciones adversas como acné, brotes o alergias. Las cremas nutritivas deben utilizarse de noche ya que algunos de sus ingredientes pueden reaccionar con la luz solar y provocar micro quemaduras o simplemente quedar inactivos (algunos retinoides, por ejemplo). Además, el sueño favorece la nutrición celular: la microcirculación sanguínea alcanza su punto álgido entre las 22:00hrs y las 04:00hrs, momento especial para que los activos penetren mejor y se repartan en los tejidos de manera más eficiente. Los ingredientes que debes buscar en las cremas nutritivas son principalmente ácidos grasos naturales (Omegas 3,6,9), colesterol (no el de la sangre), vitamina C, vitamina E y péptidos.

Aplicar cremas con funciones hidratantes, humectantes y nutritivas específicas para cuerpo o rostro es un paso vital si quieres que la piel no se sienta resentida al perder peso.

Vine Vera te propone una crema con función hidratante, humectante y nutriente para cuidar la piel de tu rostro durante el día:

  • Resveratrol Merlot Moisture Day Cream. Ideal para hidratar, humectar y nutrir tu piel durante el día, gracias a la acción del agua, la glicerina y el aceite de semillas de Helianthus Annuus, mejor conocida como Girasol. Esta crema preparará tu cutis para un día lleno de exigencias.

Tip #2. Alimentación específica:

Además de los alimentos que requiera tu régimen específico para bajar de peso, debes asegurarte de incluir los siguientes alimentos:

  • Frutas y verduras que proporcionen agua: Sandías, piñas y melones aparecen como primeros de la lista, pero otras como la manzana o la fresa, además de agua proporcionan antioxidantes importantes de reponer mientras sigues un régimen para bajar de peso.  Los espárragos y el pepino también aportan mucha agua en la dieta.
Recuerda: la hidratación principal del organismo proviene de la ingesta de los alimentos y el agua que se consuma. El cuerpo se encarga de repartir las moléculas de agua de adentro hacia afuera.
  • Bebe agua: procura que esté a temperatura ambiente y que tenga pocos residuos sólidos. Los 8 vasos al día siguen siendo recomendables, pero entre ellos se cuentan las infusiones, los zumos y todos los líquidos que ingieras. Beber agua a pequeños sorbos repartidos durante el día tiene mejor efecto hidratante en el organismo que beber una gran cantidad a la vez.
  • Incluye alimentos que favorezcan la producción de colágeno: recuerda que la producción natural de colágeno disminuye con la edad. La flaccidez está directamente relacionada con la disminución del colágeno en los tejidos cutáneos. Consumir alimentos que favorezcan la producción de colágeno y elastina ayudará a que la piel se mantenga firme a pesar de la pérdida de volumen. Te recomendamos consumir: alubias, col, nueces, rúcula, soja y salmón.
  • Consume proteínas de calidad: el consumo de proteínas es indispensable durante y después de la pérdida de peso. Básicamente las proteínas nutren los tejidos de la piel que pierde el volumen, ayudando a que permanezcan firmes. El colágeno, por ejemplo, es una proteína. Las proteínas pueden ser más o menos limpias, según su origen. El jamón serrano, el atún al natural, la clara de huevo y el yogurt son proteínas de calidad de origen animal. El tofu, la soja, la quinoa y los frutos secos contienen proteínas de origen vegetal de gran calidad para favorecer los tejidos musculares mientras se pierde peso.
El consumo de azúcares y alimentos procesados es altamente perjudicial para tu salud. Para una piel bonita y sana, es necesario eliminarlos por completo de tu alimentación.

TIP #3. Incluye en tu rutina ejercicios con pesas

Cualquier entrenador personal sabe que solo el ejercicio aeróbico quema las grasas de la manera en que tú esperas. De hecho, para perder volumen las sesiones de cardio y aeróbicos son las más indicadas, pero si las acompañas con rutinas de peso controlado, fortalecerás el músculo y combatirás la flaccidez que produce la pérdida de volumen.

Los expertos en deportes aseguran que las rutinas de poco peso en muchas series de varias repeticiones disminuyen la grasa corporal, ayudan a bajar de peso y…. ¡el proceso de quemar grasa continúa aún después de terminar los ejercicios!

La web Eresdeportista.com nos deja un interesante artículo con algunas rutinas de pesas para bajar de peso. Interesante.

Tip#4 Permanece en un rango de peso saludable

Los estereotipos de belleza impuestos actualmente muestran figuras y expectativas que muchas veces están por debajo de lo que puede considerarse saludable.

Naturalmente, tú decides que talla quieres tener, pero recuerda que la salud es primordial.

Perder más peso de lo que te corresponde, según tu altura y tu constitución genética, puede acarrear problemas a futuro.  Si piensas perder mucho peso, lo mejor es que te enfoques en ganar músculo y perder grasa.

Recuerda que las dietas restrictivas, que buscan objetivos escandalosos en períodos cortos de tiempo, no son recomendables. Estas dietas, además de favorecer cambios muy bruscos de peso, de los cuales la piel a veces no llega a recuperarse del todo. También suelen provocar cambios metabólicos, relacionados directamente con el efecto rebote y otros cambios importantes en el organismo.

Los cambios bruscos de peso, tanto al subir como al bajar, producen la ruptura de las fibras de colágeno en la piel, provocando las horribles y hasta ahora, imborrables estrías.

Lo ideal es alcanzar un equilibrio nutricional que te permita quemar la grasa acumulada, mantener un peso acorde con tus condiciones particulares y hacer de la buena alimentación un hábito.

El Texas Heart Institute nos deja una calculadora de IMC, o Índice de Masa Corporal. Esta medida nos orienta el rango de peso en el que debemos permanecer tomando en cuenta nuestra altura y peso.

Las dietas restrictivas, que buscan objetivos escandalosos en períodos cortos de tiempo, no son recomendables

TIP#5 Incluye en tu planificación sesiones de masaje

Los masajes manuales reafirmantes son los más indicados para acompañar las rutinas de pérdida de peso, ya que combaten la flaccidez y la celulitis.

Sus efectos específicos son:

  • Tensan la piel, provocando una apariencia más lisa y joven.
  • Estimulan la circulación, por lo que combaten la aparición de la celulitis.
  • Según las cremas, geles o aceites con los que se acompañen, suelen provocar un efecto hidratante profundo.

Las sesiones promedio suelen durar unos 45 minutos y se recomienda tomar de 1 a 2 sesiones a la semana al principio del programa. La combinación de masajes, ejercicios y régimen alimenticio produce resultados mejores y más rápidos que cualquiera de las tres acciones por separado.

Existen otras técnicas de masajes aplicadas con aparatos específicos, como la endermología LPG y similares, que a través de un terminal con rodillos rompe las células de grasa (adipocitos) y facilita el drenaje de las toxinas, consiguiendo reducir el volumen mientras reafirma la piel en el área tratada.

TIP#6 Practica gimnasia facial

La gimnasia facial consiste básicamente en realizar movimientos faciales con expresiones exageradas para estimular los músculos y reafirmar la piel del rostro.

Los masajes faciales como el Kobido o el Shiatsu ayudan en buena parte a mover, circular y poner en marcha músculos faciales que utilizamos con poca frecuencia. El óvalo facial suele tener una mejor definición después de algunas sesiones.

Además, la gimnasia y el yoga facial y los masajes especiales para el rostro proporcionan los siguientes beneficios:

  • Ayudan a soltar tensiones acumuladas
  • Reactivan la circulación
  • Reducen bolsas y ojeras
  • Relajan las mandíbulas

TIP#7 Elimina el tabaco y controla el alcohol

Alcohol y tabaco son dos grandes enemigos de tu salud, y por tanto de tu piel. Las toxinas que se acumulan en el cuerpo provocan diversos estados que a la larga pueden ser más que perjudiciales. Además, ambos favorecen la deshidratación de las células del cuerpo en general y además son fuentes seguras de radicales libres, por lo que, con su consumo, el envejecimiento prematuro está más que asegurado.

Desde Vine Vera te recomendamos consultar con tu médico o especialista antes de iniciar cualquier régimen o programa de ejercicios. Lo ideal es convertir la alimentación equilibrada y de buena calidad en un hábito diario y constante. Los excesos pueden permitirse en ocasiones puntuales como eventos, celebraciones o algún momento de capricho, más no deben convertirse en situaciones constantes. Tu piel siempre reflejará tu estado de salud interior, por eso una piel bonita siempre es sinónimo de buena salud.