Ácido hialurónico: hidratación y rejuvenecimiento para tu piel

La palabra ácido hialurónico puede traerte a la mente imágenes de algún tratamiento de belleza. Y es que esta asociación no es casual. El ácido hialurónico viene a formar parte del abanico de los principales ingredientes activos de los productos cosméticos desde hace unas décadas. El marketing ha hecho el resto del trabajo.

Con esto queremos decir que, las propiedades del ácido hialurónico gozan de muy buen nombre y que los laboratorios y las marcas de belleza han sabido incluirlo en sus componentes de manera efectiva. Seguro que te suena haber leído su nombre en los ingredientes de alguno de tus productos favoritos.

¿Y qué tanto tiene de bueno? ¿De dónde se extrae? ¿Lo produce nuestro cuerpo? ¿Cómo se aplica? ¿Para cuáles imperfecciones y afecciones está indicado? Sigue leyendo que te lo contaremos todo sobre el ácido hialurónico.

Ácido Hialurónico (AH) ¿qué es?

El ácido hialurónico (AH) es un polisacárido. Con esto queremos decir básicamente que, es un azúcar cuya molécula es bastante grande. Forma parte de nuestro cuerpo. De hecho, junto con el colágeno, participa en las funciones que realiza todo el tejido conjuntivo del organismo, es decir, ayuda a mantener los tejidos unidos, hidratados, protegidos y activos. La matriz extracelular se compone en gran medida de ácido hialurónico.

Casi el 50% del ácido hialurónico que produce nuestro cuerpo se encuentra en nuestra piel. Los cartílagos y las articulaciones también concentran una gran cantidad de este polisacárido.

Conforme avanza la edad, las moléculas de ácido hialurónico van desapareciendo de nuestro organismo. A los 40 años, puede que solo contemos con la mitad de la carga original, y cuando lleguemos a los 60, es posible que solo dispongamos de una décima parte. Esto explica el por qué aparecen las arrugas, la flaccidez y los dolores en articulaciones con el paso del tiempo.

Podemos resumir las funciones orgánicas del AH en:

  • Unión, apoyo, protección de ligamentos y articulaciones. Favorece la regeneración de los cartílagos y estimula la síntesis de colágeno, elastina y fibroblastos. Estimula la regeneración de la epidermis.
  • Hidratación, unión e hidratación de los tejidos musculares y la piel a través de la retención de agua. Su molécula puede llegar a absorber hasta 1000 veces su peso en agua, rellenando espacios intercelulares.
  • Amortiguador de lesiones y golpes en cuerpos blandos, como el globo ocular y lubricación de tejidos que forman parte del ojo.
  • Importante presencia en los folículos capilares, donde se forma las hebras de cabello en el cuero cabelludo.

Una molécula muy particular

La particularidad de su molécula radica en su llamativa viscosidad, un tamaño mediano-grande y a que se rodea de cargas negativas que a su vez repelen otras moléculas de la misma carga. Estas propiedades le otorgan la capacidad lubricante y protectora que ejerce en las articulaciones y un poder único para absorber hasta 1000 veces su peso en agua. Por esta razón se considera un compuesto hidratante único.

https://www.shutterstock.com/es/image-photo/hand-pen-drawing-chemical-formula-hyaluronic-165106775

Humor vítreo: descubrimiento inesperado

Dos farmacéuticos en 1934 decidieron aislar el humor vítreo de los ojos de las vacas para estudiar su composición y descubrieron que el ácido hialurónico que lo componía, tenía una función estructural, es decir, era responsable de mantener la forma del globo ocular.

Para 1942 se comenzó a utilizar el ácido hialurónico como sustituto de las claras de huevo en productos de panadería. Su capacidad para amalgamarse, gracias a su viscosidad, y su relación con la composición vítrea del globo ocular, permitió que en la década de los 60 comenzara a utilizarse en cirugías oculares. Posteriormente, empezó a utilizarse como ayudante en problemas de las articulaciones y finalmente como ingrediente cosmético.

¿En cuáles zonas es efectiva su aplicación?

Cosméticamente hablando, el ácido hialurónico se utiliza con mayor efectividad en las zonas siguientes:

  • Comisura de los labios y su contorno. Define el contorno de los labios y disminuye las pequeñas arrugas que se forman en la comisura de los mismos.
  • Labios y pómulos para enfatizar su volumen y hacerlos más llamativos. Igualmente, su aplicación logra que los labios se vean más lisos.
  • Relleno de surcos nasogenianos y entrecejo.
  • Rellena las “patas de gallo” y arrugas de expresión, disminuyendo su visibilidad y aportando tersura a la zona.
  • Aumentos y rellenos corporales en glúteos y caderas.

La estrecha relación entre colágeno y ácido hialurónico

Woman clutching her knee in pain

Arrugas. Es la primera palabra que se te ha venido a la mente ¿cierto? Pues no estás tan equivocada (o equivocado), sin embargo, ese dolor de rodillas que estás sintiendo desde los 30 y tantos también está relacionado.

El colágeno también forma parte del tejido conjuntivo y las articulaciones, como el ácido hialurónico. Ambos disminuyen su cantidad original en el organismo con los años y por esta razón, como buenos compañeros, les verás frecuentemente trabajando en conjunto en la mayoría de los productos de cosmética anti – edad.

En el campo de los suplementos alimenticios es frecuente encontrar estos dos componentes trabajando en conjunto por el bienestar de tus articulaciones, cartílagos y músculos. Sin embargo, cada día son más los expertos que se retractan de los beneficios de consumir estos activos en forma de suplemento, al afirmar que los mismos se metabolizan al ser consumidos y no se almacenan como se espera que hagan.

Estos expertos son los mismos que afirman que, es preferible consumir alimentos que favorezcan la producción de ácido hialurónico por el mismo organismo, antes que gastar mucho dinero en falsas promesas.

En Vine Vera dedicamos un post exclusivo a los ácidos cosméticos ya que son muchos tipos de ácidos los que se incluyen en la cosmética actual. Si quieres ampliar más información sobre los Alfa-Hidroxi-Ácidos y Beta-Hidroxi-Ácidos este artículo te sentará de maravilla.

Alimentos que favorecen la producción de ácido hialurónico

Los alimentos con alto contenido de zinc, magnesio, vitamina A y vitamina C ayudan a que sea el propio organismo el que genere el ácido hialurónico necesario. Sin embargo, ante un descenso importante de la cantidad adecuada según tu edad, es muy importante que sea un profesional médico quien te indique las pautas correctas para recuperar los niveles normales.

Smiling woman taking tablet supplement with a glass of water

Alimentos de origen animal
  • Carnes rojas como cordero y ternera y blancas como las de pavo y pato contienen ácido hialurónico. El caldo de ternera es rico en colágeno y la vitamina A de las carnes ayuda a que se libere ácido hialurónico durante la transformación de la vitamina A en retinol.
  • Aceite de hígado de bacalao. Omega 3 en su máxima expresión. Acción antioxidante y alto contenido de vitamina E que favorece la producción de ácido hialurónico en las articulaciones y el tejido conjuntivo.
  • Carne de pescado como atún, arenques, caballa y salmón.
Alimentos de origen vegetal
  • Tubérculos ricos en almidón como patatas y boniatos son ideales para estimular al organismo en la producción del ácido hialurónico.
  • Vegetales verdes como brócoli, coles, espinacas, espárragos y judías verdes son fuente de magnesio, mineral esencial en la síntesis del ácido hialurónico.
  • Bajos niveles de zinc, suelen relacionarse con un bajo nivel de AH (ácido hialurónico), por esta razón la levadura, calabaza, frijoles y cacahuetes son ideales para aumentar los niveles de zinc en el organismo.
  • La vitamina C presente en cítricos y otras frutas es un gran estimulante en la producción de AH.
  • Especias y hierbas como cilantro, perejil y pimientos, aumentan la inmunidad del organismo y aportan AH en cantidades extraordinarias.

Los bajos niveles de zinc en el organismo, se relacionan con una baja producción de ácido hialurónico

La cosmética y el AH

El uso en cosmética del ácido hialurónico está más que comprobado. Su capacidad de absorber agua hasta 1000 veces su peso, proporciona hidratación y relleno a las pequeñas fisuras intracelulares.

La cosmética con AH ayuda a tener una piel mucho más lisa, con apariencia de juventud, tersura y luminosidad. Las propiedades comprobadas del ácido hialurónico en cosmética las podemos resumir en;

  1. Estimulación de la regeneración celular, por su estrecha conexión con la producción de colágeno.
  2. Piel más tersa y más lisa, al rellenarse los surcos con sus moléculas repletas de agua. Las arrugas desaparecen.
  3. Fortalecimiento de la barrera natural de la piel, al servir de bloqueador y protector contra las amenazas externas. Una piel más hidratada es una piel más protegida.
  4. Hidratación, con su indiscutible capacidad higroscópica lo convierten en una fuente segura para mantener la piel con los niveles óptimos de hidratación.

Para mantener la piel hidratada, las fórmulas cosméticas pueden utilizar ingredientes oclusivos, como las siliconas y vaselinas, para provocar una barrera impermeable que no deje salir el agua de la piel, pero tampoco la deja entrar. El AH, en cambio, es humectante, es decir que funciona como una barrera de agua protectora que proporciona hidratación continua y a demanda.

El peso molecular del AH es determinante en la función que va a desempeñar en la piel y por tanto en el precio del producto. Así, por ejemplo, cuando la procedencia del AH es de origen animal, sus moléculas son grandes y no van a ser absorbidas por la epidermis, sino que se quedarán en la superficie, actuando como barrera protectora y fuente de hidratación según la piel lo necesite.

El AH de bajo peso molecular, suele ser de origen sintético, es decir, creado en laboratorios. Su producción tiene unos costes elevados y eso se refleja en el precio de los productos que lo contienen. Este tipo de moléculas de ácido hialurónico sí que penetra en la piel hasta la dermis, por lo que se utiliza para rellenar arrugas en profundidad. Suele conocerse como ácido hialurónico hidrolizado (o fragmentado). Los productos de gama media – alta suelen estar compuestos de AH de bajo peso molecular o una combinación del mismo con partículas más grandes.

Algunas personas de piel sensible suelen presentar irritaciones con el AH de baja densidad, por lo que, en los cosméticos para este tipo de piel, la función que se busca con este ingrediente es básicamente de barrera hidratante, no de formula anti arrugas.

En VineVera contamos con varios productos cuya base activa contiene AH. Te recordamos que Vine Vera no prueba sus productos en animales y utilizamos los mejores productos de origen natural e ingredientes diseñados específicamente por nuestros laboratorios, para poder alcanzar nuestra promesa de valor de belleza y calidad.

Entre los productos de Vine Vera con ácido hialurónico en su fórmula  podemos recomendar:

Esta crema hidratante de día, asegura hidratación constante y profunda durante todo el día. Entre sus ingredientes se cuentan el ácido hialurónico, la vitamina C, el resveratrol   y una combinación de péptidos ideal para hidratar y proteger tu piel.

Diseñada para aplicar en las zonas específicas que causen más preocupación, como las comisuras de los labios, el surco nasogeniano y el extremo exterior de los ojos. Su alto contenido en ácido hialurónico penetra en profundidad alisando las arrugas más visibles. Es una jeringuilla de aplicación no médica, sin agujas.

Su exclusiva mezcla de colágeno, AH y resveratrol recupera casi inmediatamente la piel del rostro y el pecho luego de la exposición solar. Ideal para períodos post estivales, para devolverle a la piel su elasticidad y su apariencia joven.

Inyecciones estéticas con AH

El AH ayuda a que el colágeno se mantenga en su sitio y proporcione estructura a la piel. La flacidez, perdida de volumen y las arrugas tienen su origen precisamente en la disminución de la cantidad de colágeno, elastina y ácido hialurónico.

Las inyecciones de ácido hialurónico se realizan directamente en la dermis, con AH de baja densidad y su efecto es instantáneo. Para evitar reacciones alérgicas e irritaciones, se utiliza un AH de origen bio sintético generado a partir de la fermentación de ciertos vegetales y controlado estrictamente en laboratorios médico cosméticos. Debe estar 100% libre de cualquier molécula de AH de origen animal.

Woman having a dermal filler injection

Consejos para antes y después de un tratamiento con inyecciones de AH

La aplicación de inyecciones con AH no supone un tratamiento quirúrgico. Sin embargo, es esencial que la aplicación la provea un centro profesional especializado en medicina estética. Para obtener los mejores resultados y evitar efectos secundarios no deseados, te dejamos aquí algunos consejos útiles:

  • No tomar el sol o beber alcohol 48 horas antes y después de la aplicación.
  • No tomar aspirina (ácido acetilsalicílico) hasta 3 días antes de la aplicación, para evitar que aparezcan hematomas.
  • Se recomienda el uso con una crema con retinol desde 3 semanas antes de la aplicación para reducir la secreción de sebo y cerrar los poros, y así asegurar una correcta adhesión de las partículas de AH en las capas de la dermis. Consulta a tu especialista para la concentración óptima de retinol que debes usar.

Después de la aplicación del tratamiento, las molestias podrían persistir hasta 48 horas.

Recuerda siempre seguir las instrucciones de tu médico estético.

El ácido hialurónico es producido naturalmente por nuestro organismo para ejercer funciones únicas de origen estético, estructural y funcional. Todo lo que podamos hacer para mantener los niveles óptimos será agradecido por todo nuestro cuerpo y especialmente por nuestra piel.