Cómo reducir y prevenir las líneas y arrugas en el cuello

La piel del cuerpo no tiene el mismo grosor en todas sus partes. Mientras en los talones puede tener hasta 1 cm de profundidad, en lugares como el cuello o los párpados tiene solo pocos milímetros. Esta condición de grosor también limita las cantidades de sus componentes. 

La piel del cuello, junto a la del escote tiene muy pocas glándulas sebáceas, colágeno y melanina. Al tener la capa exterior, o sea la dermis, más fina que la del rostro, la piel del cuello responde peor a las agresiones externas y al paso del tiempo.

Si sigues leyendo te contamos como prevenir las arrugas y líneas en el cuello, y si ya tuvieses alguna, cuáles serían las mejores alternativas para eliminarlas.

Características fisiológicas de la piel del cuello y el escote

  • Son zonas que se exponen continuamente al aire y el sol. Aún en el invierno, la calefacción de los lugares cerrados afecta mucho más a las zonas que se exponen y no se mantienen cubiertas.
  • Pocas glándulas sebáceas. Esto favorece la deshidratación de la zona, ya que se genera muy poco sebo para mantener la piel hidratada y humectada.
  • Fibras pobres en colágeno y elastina. Con la disminución de la producción de colágeno a la que se enfrenta la piel a partir de los 35 años, la piel del cuello y la del escote son unas de las primeras en verse afectadas. La revista digital CUIDATE.PLUS nos deja una artículo estupendo acerca del colágeno, que deberías leer.
  • Pocos melanocitos. Los melanocitos producen melanina, la sustancia que además de dar color a la piel la protege de los daños solares. Por esta razón, esta zona es muy vulnerable a las radiaciones solares.

Este tema ya lo hemos tratado anteriormente en nuestro blog con el artículo ¿Qué pasó con la piel del cuello y del escote?. Sin embargo, hemos querido extendernos esta vez para ofrecer mayor información al respecto y recomendar algunos tratamientos cosméticos de gran valor en la lucha contra las arrugas.

La temida pérdida de firmeza. ¿A qué edad debes empezar a preocuparte?

A partir de los 25 años, el organismo empieza a disminuir la producción de colágeno paulatinamente. A partir de entonces, cada año se pierde un 1% aproximadamente en la cantidad total de colágeno producido por el cuerpo. Es entonces a partir de los 35 años cuando los cambios se hacen más evidentes.

Se calcula que a partir de los 40 años, el organismo produce tan solo la mitad de colágeno que producía en la adolescencia.

Como detonante de la pérdida en la producción de colágeno no solo influye la edad. El ritmo de vida que se lleve también determina la cantidad y calidad del colágeno producido. Además, la insuficiencia de colágeno no solo se nota en la flaccidez y poca luminosidad de la piel. Los huesos y articulaciones comienzan a molestarse cuando los niveles de colágeno escasean. Las enfermedades óseas y de las articulaciones son características, entre otras cosas, de la disminución del colágeno en el organismo.

Malos hábitos que favorecen la flaccidez y falta de luminosidad en la piel del cuello

  • Dormir poco. No dormir suficientes horas aumenta el envejecimiento celular. Las personas que duermen poco o tienen una mala calidad del sueño no pueden producir colágeno suficiente y de calidad, entre otros muchos nutrientes indispensables para mantenerse saludable. El colágeno se produce de noche durante el ciclo del sueño. 
  • La exposición solar. ¡La cara no acaba en la barbilla! La protección solar, así como las cremas de cuidado y limpieza deben extenderse hasta la piel del cuello y del escote y utilizando productos específicos para la zona.
  • Las posturas. Sí como lo lees, las posturas. Si trabajas mucho con el ordenador, te convendrá tener la pantalla regulada a una altura correcta; ten mucho cuidado con el teléfono si sueles sostenerlo entre la oreja y el hombro, y por último presta mucha atención a tu almohada. Si duermes boca arriba te convendrá un modelo más bajo que si lo haces de lado. Lo importante es evitar poner en tensión continua las fibras del cuello para no forzarlas.
Posturas como tumbarte en el sofá con la cara y cuello arrugados durante largos períodos favorece la aparición de surcos y arrugas.

Principales problemas estéticos cuello y sus tratamientos profesionales

  1. Pérdida de luminosidad y falta de tono. Este problema empieza a manifestarse a partir de los 35 años. El colágeno y la elastina en cantidades insuficientes provocan que la piel luzca apagada y sin brillo. Las inyecciones con vitaminas y ácido hialurónico son los tratamientos profesionales más recomendados en esta etapa.
  2. Arrugas verticales y horizontales. El temido “Collar de Venus” son una serie de arrugas que comienzan a parecer a partir de los 40 años y que tienen un componente genético de peso. Las inyecciones de colágeno y ácido hialurónico que rellenan los surcos es lo que suelen aplicar los profesionales. Las arrugas verticales suelen aparecer por exceso de exposición solar y por malas posturas como dormir de lado sin la sujeción correcta.
  3. Laxitud de la platisma. La platisma es una lámina muscular y fibrosa que ocupa desde al borde inferior de la mandíbula y se extiende hacia el tórax. A partir de los 45 años, comienza a hacerse laxa, a aflojarse, provocando descolgamientos del cuello. Algunos tratamientos profesionales para tratar este temido “cuello de gallo” incluyen liftings, inyecciones de botox, hasta el bisturí.
  4. Doble mentón o papada. La temida papada se produce por la acumulación de grasa debajo de la mandíbula. Tiene un fuerte componente hereditario y también está muy relacionada con el sobrepeso. Las técnicas de liposucción por láser suelen ser muy efectivas para este problema.

El Photonic 3 Neck Solution es un dispositivo que trabaja 2 modos de masaje y estimulación para aplicar las cremas de tratamiento en la zona del cuello. El Modo Masaje o Massage Mode, masajea suavemente la piel del cuello favoreciendo la producción de colágeno y elastina. El Modo de Estiramiento con Calor Magnético, o Magnetic Heat Lifting Mode estimula el crecimiento de fibroplastos, que son las células que conforman el tejido conectivo y proporcionan firmeza, y suaviza las arrugas más finas de la zona.

El Photonic 3 Neck Solution puede comprarse a través de internet para que tengas en tu propia casa la oportunidad de aplicar un tratamiento profesional sobre la zona más vulnerable de tu piel: el cuello. Puedes adquirirlo online a través de la página de Vine Vera.

8 Tips para mantener la piel del cuello y del escote libre de arrugas

1) LIMPIEZA

– a limpieza de la zona debe realizarse con productos específicos, relacionándolos más con el cuidado facial que con el corporal. Los restos de maquillaje y sudor pueden tapar fácilmente los finos poros de la zona y provocar la aparición de espinillas y granos.

2) EXFOLIACIÓN

– para las pieles normales, una exfoliación semanal ayudará a mantener la piel libre de células muertas y a mantener la piel en condiciones óptimas para absorber correctamente todos los tratamientos a base de cremas, tónicos y lociones que se apliquen. Al exfoliar cualquier parte del cuerpo, estimulas la microcirculación, lo que favorece la oxigenación de los tejidos y ayuda a prevenir las arrugas.

3) MASCARILLAS

– este remedio considerado “de abuelas” ha vuelto con fuerza en el 2018 para adueñarse del mercado de los tratamientos faciales. Podrás encontrar en el mercado múltiples marcas con mascarillas específicas para la zona del cuello, casi todas contienen colágeno como elemento principal. También puedes hacerlas en casa con elementos naturales como miel, limón, clara de huevo, aloe vera, aguacate o manzana.

4) PROTECCIÓN SOLAR

El cuello suele estar desprotegido de vestimenta. Menos en invierno, cuando echamos mano de bufandas y pañuelos, la mayor parte del año el cuello se ve expuesto a las radiaciones solares sin ningún tipo de compasión. Las personas con cabello corto suelen tener quemaduras en la parte posterior del cuello. Utiliza un protector solar de SPF +50 y recuerda retirártelo en tu rutina nocturna de limpieza.

5) ALIMENTACIÓN

Una alimentación balanceada es indispensable para mantener la salud de la piel. Las proteínas provenientes del pescado y del aceite de oliva tienen buena fama en la prevención de las arrugas, ya que actúan contra los radicales libres, esas partículas que aceleran el envejecimiento celular. Otros alimentos muy recomendados para retrasar la aparición de arrugas son:

  • Berros
  • Cúrcuma
  • Frutos rojos
  • Chocolate negro
  • Melón
  • Coco
  • Aguacate
  • Yogurt natural

Limitar el consumo de sal también es un buen consejo, no solo nutricional sino anti flaccidez. El exceso de sal provoca la retención de líquidos, lo que favorece problemas como la papada o las arrugas horizontales en el cuello.

Los suplementos de colágeno son indispensables para ayudar al cuerpo en la batalla antienvejecimiento. Existen muchos tipos de presentaciones disponibles en farmacias, parafarmacias y herbolarios que pueden consumirse diariamente para fortalecer el aporte de colágeno al cuerpo. Consulta con tu médico antes de comenzar a tomar cualquier complemento o suplemento alimenticio.

6) APARATOLOGÍA

Los tratamientos estéticos con aparatos avanzados y técnicas no invasivas se encuentran a la vanguardia en cuanto a combatir las arrugas se refiere.

Los ultrasonidos, por ejemplo, son una excelente alternativa para prevenir y atenuar las arrugas más delgadas. Estos sonidos, imperceptibles al oído humano, penetran en las capas más profundas de la piel produciendo notables mejorías en el aspecto físico.

Los tratamientos con ultrasonido también se recomiendan como terapia de mantenimiento tras la realización de liftings faciales o cervicales. 

Esta tecnología basa sus resultados en la producción de colágeno gracias a la estimulación por calentamiento de las zonas de la piel. Los ultrasonidos penetran en la dermis hasta 4.5 mm, profundidad que otras tecnologías no pueden alcanzar.

Este tratamiento no requiere anestesia, no produce grandes molestias y debe realizarse con una frecuencia entre 4 veces y 1 vez al año.

La radiofruecuencia emite radiaciones electromagnéticas que hacen que las moléculas de agua en el tejido graso roten y aumenten la temperatura. Esto provoca la reestructuración de las fibras de colágeno y, en consecuencia, vuelve la piel más elástica. Esta tecnología se aplica con éxito no solo en la eliminación de arrugas, sino en tratamientos contra la celulitis, flaccidez por estrías y postparto, tratamiento complementario tras pérdidas drásticas de peso, etc.

Los ultrasonidos y la radiofrecuencia son tratamientos no invasivos que se aplican con aparatos a nivel profesional sobre las zonas afectadas y que garantizan grandes resultados en la batalla contra las arrugas en la zona del cuello y el escote.
7) COSMÉTICA DE CALIDAD

Todos los productos que pones en tu cuerpo deben ser de la máxima calidad. Afortunadamente el mercado está lleno de propuestas y de información sobre los componentes de la mayoría de productos. Investiga siempre antes de utilizar un nuevo producto y utiliza cosméticos específicos para cada zona del cuerpo.

Vine Vera es una marca de gran calidad. Todos los ingredientes utilizados en sus productos están garantizados. Además, Vine Vera no testa sus productos y procedimientos en animales. Su ingrediente básico y estrella es e Resveratrol, una sustancia que se extrae de la piel de las uvas y que tiene un poder antioxidante mayor a cualquier producto conocido.

La Crema para Cuello y Escote Resveratrol Sauvignon Blanc Neck&Chest está formulada con Resveratrol, Vitamina A y Vitamina E, que junto a otros componentes forman una mezcla rica y exclusiva para reducir las arrugas más profundas y otros signos de la edad en esta zona del cuerpo.

8) EJERCICIOS

– ¿en el cuello? Sí, como lees, ejercicios en la zona del cuello. El cuello está soportado por músculos que deben mantenerse firmes y tonificados para mantener la cabeza y en nuestro caso, dar una buena apariencia a la piel que lo recubre.

Toma nota de los siguientes ejercicios para mantener los músculos de tu cuello tonificados y la piel libre de grasa y toxinas:

  • EJERCICIO 1: Cierra la boca y mueve la lengua en círculos. Toca el paladar y la parte bajo la lengua, Repite unas 10 veces, tres veces al día, todos los días.
  • EJERCICIO 2: Siéntate con la espalda muy recta y estira el cuello hacia adelante, haciendo peso con tus manos en la nuca. Gira la cabeza hacia uno de los lados, manteniendo el estiramiento. Vuelve con cuidado al centro y repite hacia el otro lado. Realiza unas 10 repeticiones.
  • EJERCICIO 3: Haz una sonrisa invertida, sí, hacia abajo. Tensa los músculos del cuello durante unos segundo y relaja Repite unas 10 veces.
  • EJERCICIO 4: Exagera al máximo y en voz alta las 5 vocales, manteniendo la boca abierta y estirada según cada una. Mantén unos segundos y repite 5 veces cada día.
  • EJERCICIO 5: Mastica chicles. Sí, cuando masticas goma de mascar trabajas muchos músculos del cuello. Eso sí, recuerda hacerlo con chicles sin azúcar.