El amor: el detonante perfecto para una piel radiante

La eterna juventud y la belleza física son quizás las obsesiones más antiguas con las que convive el ser humano. Sin embargo, es la búsqueda de la felicidad lo que se encuentra detrás de una obsesión por parecer siempre bellos, saludables y jóvenes. Esa felicidad, llevada a la expresión más pura solo puede traducirse en AMOR.

Pues sí, comencemos este post por la conclusión del artículo: el AMOR afecta directamente nuestro estado de salud, y por ende la apariencia de la piel. El amor, en cualquiera de sus expresiones y/o etapas mueve cada una de las fibras que componen nuestro cuerpo.

Y como todo lo mueve, también mueve nuestro organismo y por supuesto nuestra piel. Sí la piel. ¿Acaso nunca te han dicho lo guapa que te ves cuando estás enamorada? Cuando estas enamorada o enamorado estás radiante. El amor y las sensaciones que este produce intervienen directamente la producción de determinadas hormonas que afectan los procesos relacionados con la belleza de la piel: tersura, tono uniforme, firmeza, hidratación y brillo.

Encontrar a tu media naranja requiere un cóctel de circunstancias, mezcladas con hormonas, personalidad y una casualidad. Pero en lo que todos logramos coincidir es que estar enamorado proporciona muchos beneficios a la salud y, por ende, una piel mucho más sana y bonita.

Acompáñanos en este artículo donde hemos recopilado los conocimientos de profesionales dedicados al estudio de las conexiones entre las emociones y la piel y descubre con nosotros por qué el amor hace que tengas una piel más hermosa.

El amor y las sensaciones que este produce intervienen directamente la producción de determinadas hormonas que afectan los procesos relacionados con la belleza de la piel: tersura, tono uniforme, firmeza, hidratación y brillo.

Conexión entre piel y emociones

Para que tengas una idea de la extensión total de la piel de un humano adulto, piensa en una toalla de baño: casi 2 metros cuadrados de superficie de distinto grosor, con conexión directa al cerebro, con funciones propias y reacciones particulares a cada tipo de estímulo.

La piel tiene muchas más funciones que hacer de barrera entre interior y exterior. Las emociones se reflejan directamente sobre nuestra piel:

  • El estrés enrojece la epidermis. Lo mismo hacen la vergüenza o la ira.
  • Cuando percibimos el miedo, la piel palidece.
  • La alegría y felicidad, relacionadas directamente con el amor, aumentan el brillo y mejoran notablemente el tono y la tersura de la piel.

No en vano existe una especialidad médica que está tomando gran parte de la cuota de mercado dentro del ámbito de las consultas dermatológicas: la sicodermatología. Esta ciencia médica estudia los vínculos que se establecen entre piel y mente, ayudando a determinar las causas sicológicas que producen algunas de las afecciones de la piel. 

La revista médica digital Ciencia del Sur , nos deja un interesante artículo que desgrana las funciones de la psicodermatología y su importancia en el campo médico y en la salud en general. Una información muy interesante, con base médica oficial para poder entender por qué la piel reacciona de alguna u otra manera a los estímulos sicológicos.

Beneficios del amor en la piel

La piel es el órgano de apego natural. Cuando recién salimos del vientre materno, las experiencias más importantes son de carácter “táctil”: buscamos el calor de nuestra madre o figura sustituta. De hecho, algunos expertos coinciden que un contacto mínimo de dos horas piel con piel tras el nacimiento, favorece las conexiones cerebrales y facilitan la madurez del individuo.

Con el contacto piel con piel también se transmite flora bacteriana a la piel del recién nacido, otorgándole material para construir su propia barrera protectora. 

Por esta razón tan elemental, los besos, el cariño, los abrazos y el contacto físico se volverán indispensables para el equilibrio del organismo.

Pero ¿acaso el amor por sí solo produce beneficios en la piel?

La respuesta es sí y no. Sí, porque solo la felicidad que produce el amor desencadena las reacciones químicas necesarias en el organismo para funcionar y verse mejor. Y no, porque es a partir de tales reacciones, no del amor en sí mismo, cuándo se generan las hormonas necesarias para provocar estos resultados.

Es decir, el amor desencadena una serie de reacciones químicas en el organismo para producir las hormonas que reflejarán el estado de felicidad y belleza del que hablamos. 

En términos generales, el amor, sea cual sea su origen, produce los siguientes beneficios en la piel:

  • Favorece un sueño más reparador y relajante. Por lo que un organismo y una piel descansada tiene mejor apariencia.
  • Aumenta el buen humor. Las sonrisas y el positivismo hacen que el rostro se vea simplemente radiante.
  • El sistema inmune se refuerza y mantiene a raya los brotes e infecciones relacionados con el acné y la ansiedad, la urticaria y ciertas dermatitis.
  • Que no se te olvide que dormir mejor también favorece la renovación celular y la generación de colágeno y elastina, lo que favorece la disminución de las arrugas y retrasa el envejecimiento natural de las células. ¡WOW!

Hormonas: siempre presentes

Las hormonas, esas sustancias que están siempre presentes cuando hablamos de salud. Y es que las hormonas segregadas por diversos órganos internos son las responsables del equilibrio orgánico. No las vemos, no las sentimos, su proceso es silencioso pero esencial.  

¿Cuáles son entonces las hormonas relacionadas con el amor?

Helen Fisher es la investigadora por excelencia en el ámbito científico que dedica su vida investigar entre las sociedades del planeta las conexiones existentes entre el cerebro y el amor. Esta antropóloga estadounidense, residenciada en Manhattan coincide junto con muchos otros investigadores menos reconocidos, pero igual de profesionales, en que en cada etapa del enamoramiento se genera una hormona característica. Vamos a resumir este amplio contenido en los siguientes puntos:

  • El enamoramiento y la dopamina

Si te has enamorado alguna vez, sabrás lo que se siente tener “mariposas en el estómago”. Y es que esa sensación tan agradable como extraña se produce por la secreción de dopamina. Esta etapa sicológica de la relación dura entre 3 y 6 meses y las sonrisas están siempre presentes, el corazón puede latir más rápido en algunos momentos, la sangre se oxigena mucho más rápidamente y la piel mejora el tono, la luminosidad y se encuentra más y mejor nutrida.

  • El amor romántico y la oxitocina

La oxitocina es conocida como la hormona del amor. Y no en vano. Cuando nace un bebé y su madre lo toma en brazos, piel con piel, suele haber una producción tremenda de oxitocina, que provoca contracciones en el útero para acelerar su recuperación y para que comience el proceso de segregación del calostro. La oxitocina activa el sistema de recompensa del organismo, manteniendo a los amantes unidos en un vínculo fuerte. Esto es válido también para el amor sexual. Muchos expertos coinciden en que esta etapa del enamoramiento es similar a una droga.  

La oxitocina provoca picos de felicidad: un beso, un orgasmo, una caricia desatan la producción de oxitocina, provocando momentos de felicidad que se irradian en la piel. 

CURIOSIDAD: el chocolate se considera un sustituto del amor y el sexo precisamente porque su consumo favorece la producción de oxitocina. Aparte de este “subidón”, el chocolate contiene muchos antioxidantes que ayudan a luchar contra el envejecimiento prematuro.

Happy couple snuggling in bed

  • La serotonina

La serotonina es otra hormona producida durante la etapa del amor romántico. Se considera un neurotransmisor importante en las funciones relacionadas con el sueño, la buena digestión, la salud cardiovascular, el control de estrés y ansiedad, la autoestima y la voluntad.  La sensación de bienestar está relacionada directamente con esta hormona.

  • El apego y la vasopresina

Esta etapa del amor aparece al atravesar los 4 años en pareja. Es la etapa más larga y quizás la más difícil para los amantes. Pasado el enamoramiento y el amor romántico, todas las condiciones se equilibran para dar paso al apego, ese vínculo que mantendrá unida a la pareja por los años siguientes. A veces, para toda la vida. La hormona destacada en esta etapa es la vasopresina. El amor sosegado, tranquilo y confiado es el sentimiento por excelencia de esta etapa. Las aficiones y los intereses comunes fortalecen el vínculo. 

  • Cortisol

Esta hormona es una sustancia muy estudiada en los últimos años. Se encuentra presente de todos los procesos físicos y sicológicos que produzcan estrés. El estrés es una reacción positiva cuando se produce en momentos dónde se necesita estar alerta o reaccionar muy rápidamente para garantizar la integridad o la supervivencia del individuo. Sin embargo, el estrés crónico, traducido en cantidades anormales de cortisol en la sangre por períodos prolongados, tiene diversos daños colaterales en el organismo. En relación a la piel, el exceso prolongado de cortisol afecta:

El sueño, por lo que la síntesis de colágeno y elastina se ven afectados y, por ende, la renovación celular de la piel. Consecuencia: envejecimiento prematuro. Las arrugas del ceño (frontales) están relacionadas con directamente con el estrés y las preocupaciones. El MAL AMOR genera un exceso de cortisol continuado en situaciones de angustia, miedo, celos, envidias que se traducirán directamente en una piel apagada, triste, deshidratada y con mal aspecto. 

En Vine Vera preparamos en una edición anterior un artículo especial sobre los efectos del estrés en tu piel. Puedes consultarlo para saber más sobre el tema y también para saber por qué debes aprender a controlar tus preocupaciones.

Sexo: divino tesoro de juventud

El sexo es la representación sublime del amor. La calidad del mismo es mucho más importante que la cantidad, pero esta última no debe descuidarse. Practicar sexo de manera satisfactoria para cuerpo y mente, tiene unos beneficios indiscutibles en el estado de salud general de quien lo practica y sobre todo en el estado de su piel. 

Esto es lo que el buen sexo puede hacer por tu piel:

  1. Orgasmos y oxitocina. Ya lo explicamos anteriormente. Felicidad absoluta. Se libera la oxitocina a radiales y la piel se oxigena de manera instantánea.
  2. Se libera testosterona. Los niveles de testosterona disminuyen a medida que envejecemos. Las personas que tienen sexo entre 4 y 5 veces por semana suelen parecer hasta 10 años más jóvenes. ¡WOW!
  3. Orgasmos y estrógenos. Otra hormona que se segrega en ese fugaz instante de felicidad absoluta son los estrógenos, responsables directos de la suavidad, luminosidad y humectación de la piel.
  4. Mejora el acné. Al favorecer el sistema inmunitario, se mantienen a raya las afecciones dérmicas comunes como el acné y ciertas dermatitis.
  5. Quema calorías. Sí, el sexo podría ayudarte a quemar hasta 300 calorías en una sesión intensa. Deshazte de la celulitis y los kilitos de más a punta de buenos orgasmos ¿A qué esperas?
  6. Aumenta tu autoestima. Sobre todo, cuando lo practicas con alguien a quien ames y que te ame de verdad. Eso se traduce en un rostro relajado y sonriente y una expresión facial mucho más agradable.

Regalos de Amor

Los regalos son una de las expresiones de amor más conocidas. También se usan como muestras de agradecimiento y cortesía. Para expresar el grado de amor o afecto que sientes por alguien existen diversos tipos de regalos.

Happy couple driving in the forest with dog

Los regalos perfectos para expresar tu amor a esa persona que dispara tus niveles de oxitocina pueden ser:

  • Una escapada romántica: dos billetes de avión y una mochila. Coche y carretera hasta donde alcance el camino. Escaparte por sorpresa con tu amada o amado con una planificación mínima y mucha expectativa es el regalo más emocionante que puedas preparar.  Eso sí, asegúrate como mínimo una muda de ropa para ti y tu acompañante, unos zapatos cómodos, efectivo para gastar en imprevistos y ¡A disfrutar!
  • Una estancia de hotel fugaz y apasionada: si no cuentas con tiempo suficiente, reservar un hotel por una noche o incluso por horas puede un regalo más que acertado. Ubica un hotel romántico o sexy. Los hay con temáticas específicas para encuentros sexuales apasionados. Sorprende a tu pareja y regala un momento que no olvidará en mucho tiempo.
  • Un pack de belleza: un clásico que nunca falla. Regalar productos corporales o faciales específicos es un acierto seguro. En Vine Vera tenemos múltiples tratamientos para cualquier tipo de piel, incluso para los chicos. Dale un vistazo a nuestro catálogo de productos y elige entre múltiples opciones.
  • Una joya: un regalo que perdura en el tiempo, tu amado o amada puede llevar consigo y guardar por años. Afortunadamente hoy puedes tener a tu disposición múltiples creaciones para diversos presupuestos y puedes regalar joyas de calidad. Eso sí, las joyas van relacionadas directamente con los gustos, así que, si aún no conoces bien a tu pareja, es preferible esperar un poco para regalar una joya.
  • Un beso largo y profundo: el regalo indiscutible. Se puede dar a cualquier hora, es barato, no requiere preparación, puedes repetir cuanto quieras y sus beneficios son indiscutibles. 

El amor desata una serie de reacciones químicas que afectan todo tu organismo: desde tus órganos internos, hasta tus uñas y tu piel. Si estás enamorado ahora mismo, aprovéchalo. Si aún no lo estás, persiste. El amor siempre llega.